Oslo, la capital de Noruega será también en 2019 la Capital Verde Europea. Ha obtenido recientemente el título European Green Leaf Award por su compromiso con el medio ambiente y el entorno vital de sus habitantes. El Premio Capital Verde Europea es un galardón instituido y gestionado por la Comisión Europea que se entrega cada año y quién ostenta la capitalidad ejerce de modelo de actuación verde y comparte sus prácticas con otras ciudades europeas.

 

Y, ¿por qué Oslo?

El jurado ha valorado positivamente la dedicación de Oslo al intentar abarcar todos los aspectos de la ciudad para hacerlos más verdes: transporte público, integración social, biodiversidad o salud ciudadana.

 

“Ciudad para todos, poniendo a las personas en primer lugar”. Este ha sido el lema de la campaña de Oslo para hacerse con el galardón. Justamente este enfoque activo por conectar a los ciudadanos con el uso de la tecnología y la innovación en la participación ciudadana, como las invitaciones a las consultas públicas y a las decisiones de los políticos en temas de sostenibilidad, medioambientales, etc. fue lo que más apreció el jurado.

 

Una buena planificación urbana es inspiradora

“El galardón ‘Capital Verde Europea’ nos demuestra cómo estas ciudades pueden crecer en tamaño mientras sus corazones verdes siguen latiendo. La buena planificación urbana crece cada vez que una ciudad inspira a otra, ese es el secreto de nuestro premio”, declaró Karmenu Vella, Comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, durante la ceremonia de entrega en Essen, Alemania, ganadora en la edición de 2017.

 

Abierto el plazo de las próximas convocatorias

Ya está abierto el plazo de candidaturas para los premios Capital Verde Europea 2020, que por primera vez contará con una remuneración económica. Con motivo del décimo aniversario de la competición, se concederá una remuneración de 350.000 euros a la ciudad ganadora del título de la Capital Verde Europea 2020 (ciudades con una población de 100.000 o más habitantes).