Casas impresas en 3D, hospitales diseñados automáticamente, rascacielos prefabricados… estas y otras ideas ya no son sueños futuristas, son ya una realidad, asegura el informe titulado Shaping the Future of Construction: Inspiring Innovators Redefine the Industry (Dando forma al futuro de la construcción: innovadores inspiradores redefinen la industria), publicado a principios de marzo por el Foro Económico Mundial (WEF). El informe analiza diez casos innovadores, ya sea proyectos emblemáticos a escala mundial o startups y proyectos piloto que demuestran el potencial de la innovación en la construcción y dan una idea del futuro del sector.

El informe se enmarca en la iniciativa “Futuro de la Construcción” del Foro Económico Mundial. Durante un año, seis grupos de trabajo compuestos por líderes de la industria, académicos y expertos se han reunido periódicamente para desarrollar y analizar ideas innovadoras, su impacto, las barreras para su implementación y las posibles soluciones.

Este libro blanco presenta los resultados de este trabajo en forma de artículos que proponen soluciones innovadoras para abordar los desafíos clave del sector de la construcción, que agrupa en seis grandes áreas:

1. La mejora de la productividad del sector de la construcción.

2. Aumentar el ciclo de vida de los proyectos y las posibilidades de reutilización de materiales.

3. Sostenibilidad: lograr ser carbono neutrales y reducir los residuos en todos los procesos.

4. Calidad y economía de recursos: creación de infraestructuras y viviendas de alta calidad y, a la vez, económicamente asequibles.

5. Resiliencia ante desastres: conseguir que las infraestructuras y los edificios sean resistentes al cambio climático y a los desastres naturales.

6. Contribuir al bienestar de las pesonas: construcción de infraestructuras y edificios que mejoren el bienestar de los usuarios finales.

La industria de la construcción tiene un papel preponderante tanto en las economías emergentes como en las maduras, supone el 6% del PIB mundial y se prevé que, en los próximos años, su papel sea aún más importante debido a tendencia mundial a la urbanización, el cambio climático y un nuevo impulso infrasestructural general. Además, es una de las principales fuentes de empleo, sobre todo para perfiles no cualificados.

Tradicionalmente, el sector ha tardado en adoptar nuevas tecnologías y procesos y su productividad apenas ha aumentado. Sin embargo, las tecnologías más novedosas, como el “building information modeling” (BIM), la detección inalámbrica y la impresión 3D han comenzado a transformar la forma en que se pueden diseñar y construir edificios e infraestructuras, aunque aún no han sido ampliamente adoptadas.

El informe, por lo tanto, invita a las empresas del sector que quieran garantizar su éxito futuro a estimular la innovación, crear equipos de trabajo multidisciplinares que aporten experiencias de otros sectores y se enfoquen en satisfacer al cliente. Además de promover la innovación desde el sector privado, las compañías deben aliarse con los poderes públicos, que tienen que adoptar políticas que impulsen la innovación.

Fuente: Foro Económico Mundial